Medidas adoptadas por la Agencia Tributaria para reducir el fraude fiscal

Un año más la Agencia Tributaria fija como objetivo aumentar la eficacia contra la lucha del fraude fiscal, dado que es uno de los mayores problemas que ocasiona más críticas a los ciudadanos. Por ello, el 31 de marzo del 2014 se publicó en el BOE el Plan Aduanero de Control Tributario del 2014, el cual se centra en tres aspectos básicos: la comprobación e investigación del fraude tributario, el control del fraude en la fase recaudatoria y mayor colaboración entre la Agencia Tributaria y las Administración de las Comunidades Autónomas.

La principal novedad en la comprobación e investigación del fraude tributario, es la captación de información sobre rentas, bienes… en paraísos fiscales o países de baja tributación, que deben tributar en España. Por ello en colaboración con la Unión Europea, se aumentan las medidas para identificar el verdadero país de origen de las rentas destinadas a paraísos fiscales
y aplicar así la correcta tributación.

Medidas adoptadas por la Agencia Tributaria para reducir el fraude fiscal

Otro punto a destacar es la economía sumergida, que supone una grave erosión de los ingresos públicos. Para su detección se incorporaran personal especializado en técnicas de auditoría, con el objetivo de detectar la manipulación de libros contables, de registro o la doble contabilidad.

También en 2014 se da gran importancia a la fiscalidad internacional, orientada a actuaciones de control propuestas por las organizaciones internacionales como son Unión Europea, OCDE, G20 y el Consejo de Europa, en donde España forma parte. Pero además, aumentan los acuerdos y convenios de intercambio de información internacional, lo que permitirá interponer requerimientos internacionales especialmente destinados a paraísos fiscales. Esto permitirá tener un mayor control en los grupos multinacionales que tributen como no residentes sin establecimiento permanente, lo hagan de manera correcta. Además harán hincapié en actividades profesionales (artistas, deportistas…) que se desarrollan en España tributen correctamente.

Otro auge importante es la economía digital, dado que las nuevas tecnologías crecen exponencialmente, se crean empresas que realizan toda su actividad por internet sin una localización determinada, lo que crea actividades sumergidas bajo la apariencia de empresas extranjeras y que son realmente españolas y así eludir los pagos fiscales, a lo que la Agencia tributaria implanta nuevos mecanismos para su control.

En relación al control de los bienes extranjeros se destaca el modelo 720, que detecta bienes y derechos situados en el extranjero, y la Agencia Tributaria pone una especial atención en su control, aplicación y recaudación.

Un punto a destacar son los nuevos impuestos medioambientales, especialmente el de Gases Florados de efecto invernadero, que entro en vigor en 2014. Lo que supone establecer registros de control y tramitación de devoluciones de dichos impuestos. Además se aprueba en 2014 un nuevo sistema denominado Control de Movimientos de Producto Sujetos a Impuestos Especiales, en ámbito interno, que encamina a obtener mayor información, detección de errores y cumplimiento del impuesto, dirigido especialmente, a controlar los beneficiarios de la eliminación del Impuesto de Electricidad, y al seguimiento de sociedades de nueva creación afectados por el Impuesto Especial de Fabricación.

Se refuerzan los controles aduaneros portuarios, terrestres y aéreos para detectar transporte de viajeros y de sustancias no susceptibles, pudiendo ser consumidos como drogas o medicamentos no homologados con riesgo para la salud.

En cuanto al control del fraude en fase recaudatoria, se tendrá especial atención a los retrasos injustificados de aplazamientos de deudas tributarias, lo que conllevará a determinar la responsabilidad del fraude por no realizar el pago de dichos aplazamientos. Para ello se intensifica la presencia de órganos de Recaudación y existe un incremento de herramientas para realizar el seguimiento e identificación de conductas defraudadoras, que se conseguirá gracias al intercambio de información de las Administraciones Públicas.

El último punto a tener en cuenta es la colaboración entre la Agencia Tributaria y las Administraciones de las Comunidades Autonómicas, donde existe una modificación de varias normas tributarias en las que se cede tributos estatales a las Comunidades Autonómicas. La gestión, control y recaudación ahora será competencia de las Administraciones locales, pero estas deberán, periódicamente, enviar información de dichos tributos a la Administración Estatal.

Finalmente, con todas estas nuevas medidas adoptadas en el 2014, la Agencia tributaria conseguirá una mayor eficacia en la gestión tributaria, que conllevará a reducir el fraude fiscal y así la economía sumergida.

Eugenia Torrens
Economista
 Fiscontrol Assessors

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: