Prescripción de las actuaciones inspectoras. “Dilaciones imputables al contribuyente”

La Ley 1/98 establece un plazo máximo de doce meses para la cumplimentación de las actuaciones inspectoras, a contar desde la fecha de notificación del inicio de inspección hasta el acuerdo de liquidación.

Dilaciones imputables al contribuyente

El Tribunal Supremo en sentencias de 11/02/2013 y 21/02/2013 establece los principios que deben observarse para regular la duración del proceso inspector, sobre todo, enmarca y clasifica las famosas “dilaciones imputables al contribuyente” a las que tanto nos hemos acostumbrado en los últimos tiempos y, sobre todo establece que las excepciones deben justificarse perfectamente para que puedan ser consideradas como tales. Y añade, que la inspección debe obrar bajo los principios de buena eficacia y economía; en definitiva, manifiesta el alto tribunal que si existe una instrucción poco diligente, no es justo, ni adecuado, ni ajustado al Derecho imputar dilaciones al interesado con el único propósito de obtener prórroga del plazo legal.

Se recuerda además que el plazo mínimo para aportar documentación es de 10 días, si bien el plazo debe adecuarse a la complejidad de la documentación requerida, por otra parte, tampoco se podrá requerir información de terceros ya que no es obligación del inspeccionado aportarla.

Esta jurisprudencia ha causado malestar en la inspección de tributos y ya existen proyectos para modificar los plazos de duración de las inspecciones. La consecuencia directa de sobrepasar el plazo de actuación es evidentemente la prescripción de las actuaciones.

Por supuesto, son válidas las dilaciones solicitadas por el contribuyente y excepcionales tales como, solicitudes de información al extranjero o traslado a la fiscalía por posible delito fiscal.
En conclusión, si las inspecciones tienen una duración superior a un año conviene analizar si las dilaciones imputables al contribuyente son aceptables en concordancia con la Doctrina dictada al respecto por el Tribunal Supremo.

Autor: Pedro Gelabert, socio y asesor fiscal en Fiscontrol Assessors.

Imagen de Lucie Lzm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: