El problemático artículo 108 de la ley del mercado de valores

El artículo 108 de la Ley del Mercado de Valores siempre ha resultado ser una norma engorrosa a la hora de analizar la tributación de una transmisión de acciones/participaciones, ya que declara que dichas transmisiones están exentas de IVA o ITP, salvo que se trate de la transmisión de acciones/participaciones de sociedades cuyo activo esté constituido por más de un 50% de inmuebles, y que con la citada transmisión se obtenga la mayoría del capital social de la sociedad o se amplíe la participación que ya sea poseía.

Artículo 108

En estos casos, la anterior redacción del artículo entendía que lo que se estaba transmitiendo son los inmuebles que se encuentran en el balance de la sociedad (cuando se cumplían los requisitos de 50% de activo y obtención de la mayoría). De este modo se pretendía que no quedara la operación sin tributar como lo que realmente era, es decir, una transmisión de inmuebles.

También en la anterior redacción se excluían del cómputo del 50% del activo los inmuebles de las sociedades promotoras/constructoras que se encontraran contabilizados en el activo circulante de la entidad (o sea destinados a su venta dentro del tráfico ordinario de la empresa), pero incluía los restantes inmuebles de las sociedades (el hotel donde se ejerce la actividad de hostelería, la nave industrial donde se ejerce la actividad empresarial, etc.), y por tanto, si se transmitían las acciones/participaciones de estas sociedades cumpliéndose los requisitos de porcentaje de activo y de toma de control, la norma entendía que la pretensión del contribuyente era la venta del inmueble con una tributación cero.

Con la nueva redacción, que entró en vigor el 31 de octubre de 2012, se excluyen del cómputo del 50% del activo, los inmuebles que estén afectos a una actividad empresarial o profesional, intentado dar el mismo trato a los inmuebles de las promotoras/constructoras que a los inmuebles donde se ejerce la actividad de la empresa.

Otra de las modificaciones que se introducen es que se deja fuera de esta norma la transmisión de acciones o participaciones que se hagan en un mercado primario, dejando sujetas solamente las transmisiones en un mercado secundario; esto viene a significar que los valores que se emiten por primera vez (por ampliaciones de capital, constitución de sociedades) no quedan afectados por la norma del 108.

Este artículo a lo largo de su existencia ha sufrido innumerables modificaciones para intentarlo adecuar cada vez más a la realidad, con esta nueva modificación creo que dejará de ser el incordio de siempre para pasar a considerarse una norma un poco más justa.

Autora: Pamela Palacios, asesora fiscal en Fiscontrol Assessors.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: