El banco malo o Sareb

Un banco malo es una entidad financiera pública o semipública que ayuda a limpiar los activos denominados tóxicos (p.e., activos inmobiliarios sobrevalorados) de los balances de las entidades integrantes del sistema financiero, comprándoselos a un precio conveniente.

En prevención del posible fracaso de las medidas para atajar la crisis financiera de 2008 y salvar el sistema financiero de EEUU y Europa, David Roche planteó esta vieja solución.

El Banco Malo en España, o Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria) parece que asumirá las pérdidas que deberían ir a parar a la cuenta de resultados de las entidades financieras.

Al parecer existirán distintos activos inmobiliarios, según se trate de suelos, viviendas y promociones. El Sareb se quedará estos activos sobrevalorados y tratará de venderlos con grandes descuentos, asumiendo así las pérdidas derivadas de su venta.

A modo de ejemplo: la entidad X traspasa al banco malo una promoción de viviendas en cuarta línea de playa que están valoradas en 300 millones de euros. Se trata de un precio de burbuja que no se corresponde con la realidad, por lo que para poder venderlos deberá aplicar un fuerte descuento en su precio. Se barajan los siguientes descuentos por tipo de activo: del 31%-63% para la vivienda nueva; del 23% al 59% para la de segunda mano; del 24% al 55% para locales comerciales; entre un 40%-75% para las promociones; y entre el 58% y el 88% para el suelo. La media total, por tanto, rondará el 50%-55%.

Al aplicarse estos descuentos, parece difícil que el Banco Malo de España pueda dar beneficios hasta dentro de varios años. Lo que todavía no ha quedado claro es quién se encargará de comercializar estos pisos y promociones, si serán las propias cajas y bancos u otro tipo sociedad.

A este respecto, la agencia de calificación crediticia Fitch, considera que el banco malo tendrá dificultades para dar salida a sus activos después de sus primeros dos años de actividad. La firma estadounidense asevera que los primeros activos que se venderán serán los de menor riesgo y con mayores oportunidades de mercado. Fitch remarca que para que los inversores se interesen por dichos activos es necesario un “precio adecuado” y con un “descuento significativo” a largo plazo.

La creación de este banco malo y el posible rescate a España están haciendo aterrizar en nuestro territorio a firmas extranjeras en busca de oportunidades de negocio. Una de ellas es la del estadounidense Kennedy Wilson, cuyo director general en España, Ronald Lafever, asegura que el banco malo “será un terremoto para el sector inmobiliario, supondrá un antes y un después”.

Acaban de instalarse en Madrid y en su opinión, el banco malo reactivará el mercado inmobiliario español como ocurrió en Irlanda, donde el grupo adquirió la cartera de activos inmobiliarios del Banco de Irlanda, por 2.200 millones de dólares.

Autor: Luis Garau, asesor fiscal en Fiscontrol Assessors.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: