Algunas “liquidaciones provisionales” derivadas de la lucha contra el fraude fiscal

Ya nos habían avisado, en diversas charlas y conferencias, de que la Agencia Tributaria iba a endurecer la lucha contra el fraude fiscal en las declaraciones del I.R.P.F.

Pues bien, este año no nos han dado una tregua, ni siquiera durante la campaña de Renta (2011), ya que no han cesado de llover “propuestas de liquidaciones provisionales del I.R.P.F. de ejercicios anteriores” emitidas por la Oficina de Gestión.

Me voy a referir a aquellas liquidaciones que han sido emitidas por discrepancia de datos. Tienen por finalidad verificar los datos declarados por los contribuyentes, contrastándolos con los datos que obran en poder de la Administración. Mucha información es facilitada por otros contribuyentes que, en el ejercicio de su actividad, tienen la obligación periódica de suministrar información a la Administración, como ocurre en el caso, entre otros, de los retenedores, entidades bancarias, que facilitan los datos a través de diversas declaraciones informativas tales como mod. 347 (operaciones anuales con terceras personas superiores a 3.000 €), mod. 190 (Retención trabajadores, profesionales…) y una de las últimas aprobadas el mod. 159.

Una de las medidas tomadas para la lucha contra el fraude hace ya 3 años, fue establecer la obligación a las Compañías prestadoras de los suministros eléctricos de proporcionar a la Administración la información de los titulares de contratos de suministros de energía eléctrica, así la como referencia catastral del inmueble y su localización. Dicha información, junto con otra, se facilita a través del mod. 159 “Declaración anual de consumos de energía eléctrica” que fue aprobado mediante la Orden EHA/2041/2009, publicado en el BOE de fecha 29 de julio de 2009. La orden entró en vigor el día 1 de enero de 2010 siendo de aplicación por primera vez para la presentación de las declaraciones a realizar en febrero de 2011, en referencia a los datos declarados del año 2010. Es de relevante importancia para la prevención del fraude fiscal por diversos motivos; uno de ellos sería en el caso de los “alquileres de inmuebles”, ya que permite localizar a través del “consumo eléctrico” e “identidad del titular de los contadores” aquellos inmuebles que, estando alquilados, no declaran sus rendimientos. También sirve para detectar actividades ocultas o mal declaradas, como sería en el caso de los “módulos”.

Otra oleada masiva con la que nos hemos encontrado, son las cartas de “cortesía” enviadas por el CATASTRO INMOBILIARIO, derivadas por la discrepancia entre los datos que obran en su poder y la información remitida de la Agencia Tributaria; esta última, basada en los datos declarados por los contribuyentes en su declaración del I.R.P.F. En muchas ocasiones la información del Catastro es antigua, no está actualizada, o también sucede (no sabemos el motivo) que nuevos datos están mal consignados aún habiendo aportado la documentación correcta. Y ya se sabe, si no se presenta de nuevo la documentación puede acabar derivando en una “liquidación provisional” por parte de la Adminsitración Tributaria.

Parecer ser que algunas de las medidas tomadas para la prevención del Fraude Fiscal empiezan a notarse.

Autora: Antonia Torrens, asesora fiscal en Fiscontrol Assessors.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: