Hacienda aumenta el control fiscal: Plan Anual de Control Tributario y Aduanero 2012

El Plan Anual de Control Tributario y Aduanero, detalla las actuaciones de prevención y control que la Administración Tributaria llevará a cabo durante todo el año. El de 2012, publicado en el BOE del 1 de marzo, se diseña teniendo en cuenta, como la propia ley indica, un marco de crecimiento negativo del PIB y un déficit en las cuentas públicas que es preciso corregir. Para sentar las bases de un crecimiento económico sólido y estable, la Administración debe procurar mayores ingresos tributarios.

Las directrices de este Plan Anual de Control Tributario y Aduanero se estructuran en tres grandes ámbitos:

I. Comprobación e investigación del fraude tributario y aduanero.

II. Control del fraude en fase recaudatoria.

III. Colaboración con las Administraciones Tributarias de las Comunidades Autónomas.

Entre las medidas que merecen destacar en el ámbito de comprobación e investigación del fraude, encontramos: Se comprobarán las declaraciones presentadas por los contribuyentes así como la investigación y descubrimiento de rentas no declaradas con la finalidad de llevar a cabo las correspondientes regularizaciones; por lo que se promoverá la obtención de las siguientes informaciones: actividades que permitan obtener ingresos ocultos prestando especial atención al comercio electrónico, operaciones financieras tanto en el ámbito nacional como exterior, obtención de rentas en paraísos fiscales, signos externos de riqueza para detectar rentas y patrimonios no declarados, escrituras públicas ante notario o a través del intercambio de información entre las administraciones de la Tesorería de la Seguridad Social e Inspección de Trabajo. Partiendo de estas premisas, los principales esfuerzos de la Agencia Tributaria se concentrarán en:

  • La desarticulación de los circuitos de la economía sumergida que se llevarán a cabo principalmente mediante la potenciación de acciones presenciales en polígonos industriales para conseguir actividades no censadas; en revisar consumo de energía de inmuebles donde se puedan realizar actividades no declaradas y mercancías importadas por empresas inactivas.
  • Se investigará también para el descubrimiento de los arrendamientos no declarados de viviendas y locales de negocios, a partir del consumo eléctrico y de la información aportada por el Catastro.
  • Se prestará atención a sociedades o grupos de sociedades vinculadas con una persona o su grupo familiar, que careciendo de estructura productiva o comercial den a lugar a la confusión del patrimonio personal y empresarial.
  • Emisiones de facturas irregulares, en especial los que tributen en régimen de estimación objetiva.
  • En cuanto a la fiscalidad internacional, se promoverá un mayor intercambio de información y se intentarán aflorar rentas que han sido ocultadas a la Agencia Tributaria española por medio de utilización de paraísos fiscales.
  • En el control de grandes empresas se prestará especial atención a la deducción de gastos financieros generados artificiosamente para no pagar impuestos en España y en las operaciones de ingeniería fiscal.

En el ámbito de la gestión del fraude en fase recaudatoria:

  • Se controlará el cobro efectivo de las cantidades adeudadas al erario público, evitando los aplazamientos de pago que tengan como fin dilatar o no realizar pagos de impuestos.
  • Se aprovecharan al máximo las posibilidades de embargo preventivo de bienes y derechos y las de aseguramiento del pago de responsabilidades derivadas del delito fiscal, pudiendo solicitar la prisión de quienes incumplan sus obligaciones de pago sin ser insolventes. Además se seguirá el patrimonio de los deudores que de forma recurrente no pagan sus deudas.

Por último, y en cuanto al ámbito de colaboración entre la Administración Central con las Comunidades Autónomas:

  • Se basará en el intercambio de información para la persecución de quienes se beneficien indebidamente de las diferentes normativas a través de una planificación abusiva y se prevén actuaciones coordinadas en relación con operaciones inmobiliarias significativas.

Este año la necesidad de cuadrar las cuentas públicas de España ante la Unión Europea resulta un poderoso estímulo para aumentar las labores de control tributario.

Autora: María Sureda, economista en  Fiscontrol Assessors.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: